ACTÚA COMO PIENSAS

¿Y si empezamos a comportarnos en base a lo que pensamos?

¿Qué creéis que pasaría?

Pues casi seguro me atrevería a decir que el mundo iría mejor. Pero antes de empezar a actuar como pensamos es necesario detenerse un momento y pensar en cómo estamos actuando. Sí, pensar… eso a lo que nunca tenemos tiempo y si lo hacemos, nos tratan de «frikis».

Llenamos las Redes Sociales con mensajes disparados «a dar» esperando que la persona o personas se den por aludidas. Pedimos amistad, sinceridad, atención…  siempre estamos de buen humor, presumimos de llevar una vida saludable, de tener los mejores hij@s, la mejor pareja, la mejor familia, el mejor coche… vivimos en una casa grande con los mejores muebles, pagamos poco de luz, tenemos el último modelo de móvil, ordenador y nos pegamos unas vacaciones con todo incluido al menor precio posible… o por lo menos un precio inferior al de tu vecin@.

Y todo esto está muy guay pero tod@s sabemos que NO es real. Que la vida no es tan bonita y tan feliz. Pedimos sinceridad pero nos cagamos y negamos cuando un amigo se pone delante nuestra preguntándonos si nos pasa algo (es más decimos que no… cuando en realidad sí que nos ha sentado mal), nuestra vida saludable solo es «un rato» ya que luego como «premio» (varias veces en semana) llevamos una vida NO saludable acompañando a esa decisión la frase de; «un día es un día». Nuestras vacaciones nos han salido por un pico y aprovechamos a llevarnos todo lo que podamos del buffet libre porque «para eso lo hemos pagado». Compramos el último modelo de móvil a plazos…. y así con todo. Creemos que engañamos al vecin@ pero a quien estamos engañando es a nosotr@s mismos.

 

No os asustéis esto mismo ya ocurría antes en nuestro vecindario. Pasará lo que pasara tu «todo» tenía que ser  SIEMPRE mejor que la de tu vecin@. O eso es lo que le queríamos hacer ver porque de puertas para dentro volvíamos a la realidad «menos feliz».

Y hoy en día lo único que cambia es que nuestro vecindario es de 100 millones de habitantes por lo que la «competencia» por esa «felicidad» se nos está escapando totalmente de las manos. 

Y cuando te paras 5 minutos a pensar ya sea por obligación o porque simplemente  te has dado cuenta de que tú no eres y no quieres seguir así, te das cuenta de que está muy bien pensar que llevamos una vida «feliz» pero es aún mejor pasar a la acción y empezar a practicarla.

  • No pienses que llevas una vida saludable… Sé saludable.
  • No pienses que llevas una vida sana… Sé san@.
  • No pienses que a la gente le falta sinceridad… Sé sincer@.
  • No reclames atención… Da atención.
  • No pienses que te critican… No critiques.
  • No pienses en lo mucho que quieres o amas… Simplemente ama.
  • No pienses en tener cosas… Ten lo que necesites.

 

Y seguro estáis pensando; «aplícate el cuento». Y tenéis razón, me falta mucho para ser totalmente sana, me falta ser completamente sincera, me falta prestar más atención a los que me quieren…. pero lo que tengo claro es que ya estoy en proceso de cambio.

 

Actúa como piensas.

Pero antes pulsa el STOP y

piensa en cómo estas actuando.

 
Fdo. lalokalabici

También puede gustarte...

Deja un comentario