La Indurain 2017

 

Toca reunirse de nuevo con los compañeros de  #SufreDisfrutaVive, esta vez en mi tierra, Navarra, concretamente en Villava (Pamplona), para disfrutar de una de las pruebas más famosas e importantes de la zona,  «La Indurain».  

Mismo formato que las pruebas que venimos realizando meses atrás. Cuenta con 2 recorridos que los participantes pueden elegir cuando hacen la inscripción.

Recorrido Corto. 100 kilómetros con 1500 metros de desnivel.

altimetria-corto-indurain-600x200

 

Recorrido Largo. 186 kilómetros con 3000 metros de desnivel.

Altimetria-la-indurain-largo-600x200

 

Mi elección esta vez… recorrido corto ( no me matéis… pero en esta ocasión, había que hacerle caso a la cabeza). Y menos mal que elegí ése, si no, aún estaría pedaleando para llegar a lo alto del Puerto de Artesiaga. 

Esta prueba está dentro de las «obligatorias» del premio, Sufre,Disfruta, Vive, por lo que, desde el día previo debemos estar allí  ya que,  normalmente estamos en la feria con los compañeros de Polar, grabamos partes de los vídeos que están emitiendo en los medios sociales, hacemos «grupo» entre todos, intercambiamos opiniones, vivencias… lo que viene siendo compartir y hacer equipo para disfrutar, aún más si cabe, de esta experiencia.

 

Viernes 21 de Julio. Día previo a la prueba.

Nacho, Iñaki y yo,  llegamos el viernes sobre las 11:00h. Hemos quedado con Pau  (Octagon ), para ir grabando cosas para el vídeo. La verdad, es un placer trabajar con ellos, y lo que al principio del año costaba demasiado debido a mi timidez (sí, aunque no lo parezca soy tímida y muy vergonzosa al principio), ahora es fácil y sencillo gracias a ellos.

2017-07-21 12.26.59

Después de filmarnos hablando de  nuestras sensaciones durante estos 6 meses y cómo vamos o estamos afrontando las pruebas que nos quedan , vamos hacia la feria donde nos esperan Fran, Esther y Jose,  de Polar. Allí esperamos a que llegue el resto de compañeros #PolarRiders;  recogemos dorsales, comemos y tiempo libre, donde unos aprovechan para rodar un poco por los alrededores del hotel y otros optamos simplemente por descansar. Antes de volver a la feria , toca volver a realizar alguna foto y vídeo, donde no faltan grandes dosis de diversión.

 

2017-07-21 23.52.56

 

A las 19:00h  volvemos a la feria. Ya se nota el ambiente «bicicletero»; participantes recogiendo dorsales, gente por los diferentes «stands»,  los más peques disfrutando de la marcha que han organizado para ell@s junto a Miguel Indurain. Lo que viene siendo ciclistas disfrutando en su hábitat natural.

21:00h de la noche. Toca ir al hotel  a cenar, poner dorsal a la bici, preparar ropa, alimentación, y como no, charla con mi compi de habitación Alba. Siempre hablamos del recorrido y hacemos una «estimación» de llegada.

 

La Indurain – Marcha Cicloturista día 1: la previa vista por los #PolarRider

Publicada por Polar en Viernes, 21 de julio de 2017

 

 

Sábado 22 de Julio. La Prueba.

– <¡ 8 kilómetros para el avituallamiento!…> – joer, yo juraría que estoy en la cama… – < ¡ sólo quedan 8 kilómetros para el avituallamiento!…> Sí, confirmado, estoy en la cama… es Alba, está hablando en sueños. Es lo que tiene hablar de perfiles antes de meterse a dormir, jeje.

6:00 de la mañana, y después de haber pasado por todos los avituallamientos y puertos de la carrera, estamos en pie para ir a desayunar. Hay que cargar las pilas para poder afrontar los 100 kilómetros que nos quedan por delante.

No sé porqué, pero estoy más nerviosa de lo habitual. Tal vez sea porque estoy en mi tierra, las ganas que tengo de hacerla, lo motivada que me encuentro, lo físicamente bien que me estoy sintiendo últimamente… no sé, pero estoy muy nerviosa. Lo que no tengo muy claro es si es buena o mala señal, de todas formas, tengo que evitar pensarlo, lo que tenga que ser, será (frase que me dice mi padre continuamente… lo deja en una duda eterna…no te resuelve nada, pero…ahí estas tú, esperando al «será»…).

Sobre las 7:00h salimos hacia Villava, esta vez en bici.  No hay demasiada distancia hasta la salida y así nos sirve como calentamiento. Últimos ajustes a la bici, elección de ropa, última visita al baño y  nos vamos para la posición de salida. ¡Dios!, ¡que nerviosa estoy!, y lo peor de todo es que no sé porqué. Que pase pronto el tiempo, quiero que empiece ya… menos mal que mientras tanto, tenemos a Fran, Pau y Rebeca (mujer de Nacho), acompañándonos y haciéndonos la espera más llevadera.

2017-07-22 22.06.45

Comienza la cuenta atrás y a las 8:30h da comienzo la prueba. Salida normal, no muy rápida, ya que los primeros kilómetros son neutralizados, que para los torpes como yo nos viene de lujo para evitar caídas.   A los 15 minutos de empezar, me toca la espalda Jesús Casajús,  (compañero de Club de Murchante), con el que intercambio saludos y nos deseamos buena suerte. Mis piernas comienzan a pedalear más rápido, factor que indica la terminación del tramo neutralizado por lo que, a partir de ahora, toca agarrarse a la bici y no dejar de pedalear para intentar no quedarme sola (como de costumbre). Pasan los metros y unos pocos kilómetros, y siento que mis piernas no responden… me cuesta pedalear, y esto va a toda leche, llevamos una media de 30km/h. Sé que lo fácil sería bajar el ritmo pero… no puedo, o mejor dicho, no quiero. Tengo que intentar aguantar a este ritmo, si no me quedaré sola y será peor.

Vamos sumando kilómetros. Cada vez con peores sensaciones, las piernas siguen sin responder y,  por primera vez, dudo si mi cabeza será capaz de «tirar»  de esto si no funciona. Buffff….¡qué horror!…. me empiezan a aparecer preguntas para las que no tengo respuesta. ¿Por qué me está pasando esto con lo bien que me sentía?, ¿Será que no me he alimentado bien?, ¿Será porque estaba más nerviosa de lo habitual?, ¿Será?, ¿Será?,… Sólo puedo responder con otra pregunta… ¿Qué más dará porqué sea?. Inés, tienes un «problema» y tienes que buscar una «solución» y, ahora mismo solo hay 2 posibilidades: 1: El abandono. 2: Tirar para adelante hasta que no puedas más. Así que… mi cabezonería elige la opción 2.

20228884_10154827735700835_4147388751602294966_n

 

Por fin llego al avituallamiento, allí un grupo de mujeres me hacen señas con las manos, y,  muy amablemente, me invitan al baño de su casa. Lo cual, acepto sin dudar un segundo (ya sabéis lo incómodo que nos resulta a las chicas tener que hacer pis cuando salimos en bici). Me sujetan la bici para que no la deje en el suelo y, cuando salgo del baño, las veo con un sandwich, varios cachos de naranja, plátanos,  y 2 geles que me habían cogido del avituallamiento. – < Toma «txabala», aliméntate bien y a por ellos >. ¿Cómo me voy a negar?, ¿Cómo voy a abandonar? (creo que éste es el «será» al que se refiere mi padre). Cojo la bici y todo lo que me han preparado y… «pa lante» que me voy.

Los minutos y horas pasan. Mis piernas y cabeza están en pleno rendimiento. kilómetro a kilómetro voy aguantando el ritmo en el grupo que me he buscado. Se podría decir, que todo va sobre ruedas. Comienzo a subir el último puerto del recorrido corto (Erro), no levanto la cabeza más que para coger un poco de aire, a ver si así el «sufrimiento» es menor. Ya veo el  final, ahí esta el avituallamiento. Pero… un momento… juraría que ése de allí es mi hermano… ¿Mi hermano?… No puede ser…  mañana se van de vacaciones…. Y, de repente, aparecen a su lado 2 seres pequeños con camiseta naranja… ¡Efectivamente¡, mi hermano, cuñada y sobrinos me están esperando en lo alto del avituallamiento. No me hace falta comer prácticamente nada, porque esto es la mejor barrita energética que podría tener.

22-07-2017 21-02-59

 

Arranco con los «depósitos» de motivación al 1000%. Ya nada puede ir mal, quedan unos 20 kilómetros y son todo bajada. En el hipotético caso de que mis piernas fallasen, tuviese una avería, o cualquier cosa… ya sería feliz… Pero… ¿Para qué nos vamos a preocupar de algo que no sabemos si va a ocurrir?. Cuando aparezca el problema, se  busca la solución, mientras tanto a disfrutar y vivir.

3 kilómetros para finalizar y yo con una sonrisa de oreja a oreja. No me puedo creer que esté terminando, no me puedo creer la sorpresa de mi familia. Última curva y entramos en la recta de meta, ya escucho al «speaker» animar a todo el que entra… Pero… cuando piensas que ya nada te puede sorprender más… va la vida y las situaciones y lo hacen. Y ahí están, mi otra «familia», mis amigas en meta esperándome. ¿Hay algo mejor?. 

Gracias por darme tanto, con tan poco.

2017-07-22 21.15.46

 

Siempre hago un pequeño balance sobre la marcha. Lo hablo con gente, me preguntan sensaciones que he tenido, como me he sentido, etc.  Una de ellas me dijo: «Lo importante es acabar bien, recordamos el final, no el principio».  Y tiene razón, además creo que se puede aplicar a la vida.   Nos quedamos con las buenas sensaciones, por lo tanto, dediquémonos a crearlas. Para ello debemos hacer trabajo interior y buscar siempre el lado positivo de las cosas.

Así fue La Indurain – Marcha Cicloturista vivida por los #PolarRider.

Publicada por Polar en Martes, 25 de julio de 2017

 

«Todo en esta vida tiene su lado positivo y negativo, pero sólo nosotros tenemos la capacidad de elegir con cuál nos quedamos».

«Y recuerda… lo que tenga que ser… SERÁ»

 

Fdo: lalokalabici

 

 

También puede gustarte...

Deja un comentario