Marcilla Extreme 2017

< Vas a llegar cansada, pero como colofón final de semana, te sentará bien > Estas son las palabras de mi entrenador, que la verdad no apetece mucho ir, pero… hay que ir. También hay  que competir en estado de cansancio, para ver cómo reacciona el cuerpo y nuestra cabeza.

Las 2 semanas antes de la marcha los entrenamientos han sido largos y pesados. Más de 600 km de entrenamiento en 2 semanas y muchas horas encima de la bici. A esto le sumo un pequeño esguince en mi tobillo (manda narices que lleve 35 años practicando mil y un deportes y nunca me haya pasado nada… y me lo tenga que hacer bailando de la manera más tonta, pero las cosas suceden cuando menos lo esperas).

23-08-2017 17-24-44
Carga de entrenamiento de los últimos 15 días

 

La marcha presenta 2 recorridos. Recorrido corto de 42 kilómetros y 400 metros de desnivel y recorrido largo de 61 kilómetros y 900 metros de desnivel. ¿Ya sabéis cuál he elegido no?. Si, recorrido largo. Ya habrá tiempo de acortar si es necesario.

 

23-08-2017 17-27-04
Perfil Recorrido Largo

 

Salida puntual a las 9:00 de la mañana. En los primeros 15 kilómetros el recorrido es llano, la gente va que vuela y vamos todos muy agrupados ya que hace bastante viento y creo que tod@s tenemos el mismo pensamiento: «como pierda grupo me va a tocar sufrir más de la cuenta», así que no queda otra que aguantar. Mis piernas van notando el cansancio acumulado que llevo de estas 2 semanas. Voy mentalizada de que me va a costar más de lo que quiero así que, mi objetivo principal es terminar e intentar superar los tramos de más técnica de la mejor manera posible.

Comienza la primera subida. Unos 10 kilómetros con 2 crestas y con sus respectivas bajadas por senderos.  Aquí ya me doy cuenta de que no va a ser fácil, me falta técnica y hoy el tobillo no acompaña así que voy a evitar venirme arriba y asegurar, no vaya a ser que la líe y tenga que terminar la temporada antes de lo que deseo.

2017-07-23 11.45.36

 

Primer tramo superado. Llego al primer avituallamiento donde paro a comer algo y llenar el bidón. He de decir que he parado porque también lo ha hecho el resto del grupo sino hubiera seguido pero, hoy se hace lo que haga el resto. No quiero ser compañera del viento, así que si el resto para… yo también. A los 5 minutos nos ponemos en marcha y vienen 5 kilómetros prácticamente llanos, bueno… no son llanos, pero después de lo anterior lo parecen.

Mi alegría dura poco y comienza lo peor de la marcha. Eso es lo que me van diciendo los del grupo. Buffff…. hubiera preferido no haberlo escuchado pero… no queda otra que pasarlo. Empiezan 11 kilómetros de sube y baja MUY técnicos. Estoy muy cansada y eso hace que mi control sobre la bici sea MUY malo, por no decir horrible. Para colmo en el kilómetro 3 de este «pequeño infierno» me he quedado sola. El viento me da por todos los lados, me desestabiliza, voy unas cuantas veces al suelo, varios «pies a tierra», un choque contra un arbusto… lo que viene siendo una mañana de lo más agradable… y lo peor es que no hay más remedio que pasarlo porque no hay otra salida que esa.

«Infierno» superado y llegada al segundo avituallamiento con la posibilidad de elegir (una vez más) recorrido largo o corto… ¿Sabéis cual he elegido no?… Otra vez el largo. A veces ni siquiera yo logro entenderme, hubiera sido una buena decisión elegir corto, pero no sé si es porque soy una testaruda (soy Tauro) o porqué leches es, que aunque sepa que lo voy a pasar horriblemente mal, mi elección siempre es sufrir.

bb0fbde4-15d1-4ef3-839b-56c0a54277c3_med

 

Y así ha sido; otros 11 kilómetros más de sube y baja, de senderos y viento, he de decir que algo menos técnicos lo cual es de agradecer. Parece que ya ha terminado. Según mi GPS quedan unos 8 – 9 kilómetros para la meta y lo que es mejor, llanos.

Pedalada a pedalada voy sumando kilómetros. Se hacen pesados por el aire y porque voy sola. A lo lejos veo a 2 chicos e intento pillarlos pero no puedo, las piernas no me dan para más. El cuerpo sólo me da para tener paciencia y pensar que ya llegaré. Le pregunto a todas las personas que voy viendo en los cruces cuántos kilómetros me quedan y todos me dicen que «unos 2 ó 3», esto es parecido a cuando te dicen… «sólo queda una cuesta más y ya estamos» … vamos, lo que viene siendo una mentira como una catedral.

Después de los 2 ó 3 kilómetros que parecían 8 ya  se ve el pueblo de Marcilla, esto ya lo tengo hecho, el sufrimiento ha terminado y por fin voy a sentarme. Al entrar a meta me dicen que me ha tocado una chaqueta y que soy la 3ª fémina clasificada y,  además, una charla con Patxi Cía con muy buenos consejos.  ¿Se puede pedir más?…

 

2017-08-21 00.13.35

«Hay que ir a la batalla aunque sepas que vas a sufrir o hasta incluso morir. Porque tal vez no sea así y salgas glorios@ de una muerte anunciada.

No des nada por hecho y lucha hasta el último instante, porque las batallas no se pierden hasta que un@ esta muerto.»

 

Fdo. lalokalabici

 

 

También puede gustarte...

0 Comentarios

  1. […] no tiene nada que envidiar a otras pruebas en las que he participado (Catalunya Bike Race – Marcilla Extreme – […]

Deja un comentario